lunes, febrero 16, 2015
0
Estimada correligionaria:

Te agradezco entrañablemente el envío que me has hecho de la jornada montserratina, efectivamente aparezco en las tres y las tres son un gran recuerdo para mí.*

En mi corazón conservo el recuerdo de la jura de bandera que yo hice en Burgos el 3 de marzo de 1934 en el centro carlista. Fue emotivo pues la policía civil tuvo noticia de que celebrábamos juramento de la bandera bicolor, entonces tricolor por republicana. Dicho jefe se emocionó por la jura y nos concedió 15 minutos para terminar la prestación del juramento y la solución de que saltásemos desde el balcón al jardín del banco de España para evitar ser detenidos. Acto seguido subieron 6 policías y decomisaron la bandera bicolor. Esta bandera nos fue devuelta al día siguiente por el propio jefe de la policía. ¡Qué tiempos tan heroicos!

Recuerdo la anécdota de que al colocar la bandera bicolor en el balcón del instituto de segunda enseñanza, como la policía no podía entrar sin permiso del director, el público se detuvo dando vivas y arribas a España.

Al final el gobierno civil mandó una escuadra policial que incautara la bandera. Acto seguido se organizó espontáneamente un grupo de estudiantes también femenino que recorriendo las calles burgalesas gritaban:

  - ¡¡¡Qué nos  violado!!!  ¡¡¡Qué nos han violado!!

Y al cabo de cierto tiempo aclaraban:

  - Los fueros universitarios....

Causando la natural consternación entre el público que paseaba por el Espolón y la Isla situados al margen del río Arlanzón.

Aquel acto patriótico fue el inicio de mi carlismo: fui delegado de prensa y propaganda del partido judicial de Sedano y posteriormente Sargento en la guerra para más tarde jurar la bandera de alférez provisional terminando la campaña como teniente provisional de Regulares en el 6º tabor de Alhucemas número 5. Y en la paz, 14 de años delegado local y comarcal del S.E.M en Barcelona.

A pesar de mi ancianidad me gustaría seguir colaborando en aquello que creáis de interés para nuestra Causa. Y me despido con aquel grito de las trincheras: ¡VIVA CRISTO REY!, ¡VIVA SIEMPRE ESPAÑA!

Luís Rodríguez Pérez
Barcelona


*Carta remitida a la Secretaría Técnica de la Comunión en respuesta y agradecimiento al envío de tres fotografías del último aplec carlista de Montserrat en el que participó don Luis.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada