martes, diciembre 30, 2014
0
Discurso del carlista cántabro Carlos Veci en la concentración provida del pasado 28 de diciembre de 2014 en la plaza del Ayuntamiento de Santander.

28 de diciembre de 2014, día de los Santos Inocentes, y un año más un pequeño grupo de cántabros nos damos cita para defender una de las causas más nobles que se hayan defendido nunca. La concentración viene este año muy a cuento. Últimamente el aborto está en la calle, en la actualidad y llevamos meses escuchando opiniones del tipo “Es que Mariano nos ha traicionado”, “El PP ha vendido a sus votantes” e incluso desde la prensa nos vienen de vez en cuando con el cuento de la Ley Gallardón.

Hoy, 28 de diciembre de 2014 a vosotros os agradezco que aún en los tiempos más oscuros hayáis estado al pie del cañón. Cuando otros callaban, vosotros tuvisteis la osadía de denunciar la injusticia. Sé que muchos de vosotros en las pasadas elecciones fuisteis a la urna y depositasteis la papeleta de la coalición Impulso Social. Gracias. Gracias, de verdad. Sé muy bien que incluso en vuestras propias casas os habrán dicho que estabais tirando el voto, que Rajoy es de los nuestros, que mira que ahora el PP se ha vestido de verde y son más majos, etcétera, etcétera.

Ahora están las cartas encima de la mesa. Antes de ayer leí una carta pastoral del obispo de Alcalá, Monseñor Reig Plá, en el que acusaba al gobierno de ceder en el tema del aborto para poder, entre otras cosas, entrar en el Consejo de Seguridad de la ONU. Esto es un pueblo y al final todo se sabe. Esa era la razón. Pero mientras el gobierno de Rajoy se rinde a los dictados de los amos del mundo hete aquí que en una pequeña ciudad de una región española, una fría noche de diciembre, un pequeño grupo de hombres y mujeres, de gente valiente, nos reunimos para proseguir la tradición española de defender causas justas.

Dicho esto, a mí me gustaría transmitiros un mensaje muy claro como carlista y como santanderino: ¡No podremos acabar con el aborto mientras no construyamos una sociedad justa! Nuestro mensaje, el de los patriotas, el de la gente normal, es el de la justicia social.

Os lo voy a representar muy gráficamente. Durante el año estudio en Pamplona y allí hay un grupo de jóvenes que bajo el nombre de Escuela de Rescates de Navarra acuden a la entrada de un abortorio para convencer a las mujeres de que no aborten, de que hay alternativas. Pues bien. Yo os puedo de decir que muchos de los problemas que se encuentran los rescatadores tienen que ver con las injusticias sociales: mujeres en situación de desempleo, mujeres que de no abortar serían expulsadas del trabajo, mujeres que no tienen ni para comprar pan para sus hijos…

Y es que hay un tema del que se está hablando poco y es el siguiente. La lucha está también en procurar salarios dignos para que el trabajador pueda mantener a una familia, empleos estables, viviendas decentes, ayudas a la maternidad, ayudas a las familias numerosas, bolsas de libros y material escolar…

Os preguntaréis también cómo una persona de a pie puede participar en esta política. Fijaos si es perverso el sistema en que vivimos, que durante décadas nos han vendido que la libertad se ejerce yendo a votar cada cuatro años. Y eso es, ¡mentira! El sistema se basa en una mentira y aquí estamos nosotros para desenmascararla. Somos pocos, somos miserables, pero podemos participar en sociedad y debemos exigir a nuestros gobernantes más participación. El propio hecho de acudir a una concentración es participar en sociedad. Dejarse ver. Más sugerencias: sumarse a las campañas de reparto de alimentos, ayudar a la Asociación Cántabra Provida a conseguir material y provisiones para las mujeres que allí acuden, sindicalismo, asociaciones de padres y madres, asociaciones vecinales, cofradías… Participemos en los medios que el sistema aún nos permite. Construyamos sociedad.

Os doy nuevamente las gracias por venir. Si aún resistimos es que Dios y España esperan algo de nosotros.

***



Crónica (Santander). La Coordinadora Española por la Vida volvió a convocar por el día de los Santos Inocentes, 28 de diciembre, una concentración en contra del aborto. El lema: Por la abolición del aborto: ¡justicia social! La novedad era el lugar de reunión: la Plaza del Ayuntamiento de Santander. Tras varios años en Bezana, frente al abortorio, este año se ha querido tener una mayor visibilidad.

Medios como Alerta lo había recogido los días antes. Y acudieron desde Escalante, desde Ampuero, desde Garabandal, desde la capital... A las entidades de la coordinadora (Alternativa Española, Comunión Tradicionalista Carlista, ADVCE) se sumaron jóvenes de Grupo Patriota y una nutrida representación de Democracia Nacional. Ya se oyen rumores de candidaturas municipales y con la ilusión de siempre se hacen planes para mantener viva la esperanza. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada