jueves, agosto 29, 2013
1
Por Nicolás Pastor, del Círculo Carlista de Tortosa.

Abría hoy el libro que me regaló el Padre Carlos Bey (Sacerdote consiliario de nuestro Círculo) y me topé de bruces con un texto de Juan Vázquez de Mella que me hizo reflexionar profundamente:''Si nuestros católicos van al templo; si el viento no azota el ara del Altar y el Sacerdote eleva al cielo la Hostia Sacrosanta es porque en los días de prueba, cuando cundía la desolación, el Carlismo, abrazando la espada del soldado, vio caer desplomada a sus pies la fiera revolucionaria''.


Como bien sabréis el nacionalismo catalán es una de las quimeras que gestó la revolución francesa aquella que quitó al Santisimo del Altar y que sentó en el a una prostituta. 

En otra página leía: ''Notas distinguidas del carlista son su espíritu y sus virtudes religiosas, su patriotismo, su espíritu militar y heroico, la subordinación de las cosas materiales a las del espíritu''

Y quedé pensativo: Nicolás ¿Cual debería de ser el papel del carlismo en la actual Principado Catalán?Durante estos últimos años he sido testigo - sobre todo desde que colaboro de cierta manera con la Asociación Cruz de San Andrés - que el nacionalismo catalán NO entiende de reglas morales, no entiende de Fe, no entiende de tradición ni de respetos en cuanto a lo religioso y lo espiritual, puesto que ha demostrado con su apoyo directo o indirecto en muchos ámbitos su interés en reducir o someter nuestra Fe en Cristo a un segundo plano puesto que la Ley de Dios y su palabra estorban a los intereses políticos y personales de la casta oligárquica que intenta engañar a nuestro pueblo.

España es Religión, es un destino en lo universal, es la Corona remachada por y para la Santa Cruz; España son sus fueros, sus costumbres, es el solar de nuestra Santa Iglesia Católica, es el baluarte de las tradiciones y el Principat de Catalunya la puerta imbatible de los pirineos... Y el nacionalismo es consciente de ello. Por ello ha intentado - como buen movimiento revolucionario - someter a la Iglesia (cuando no destruirla por completo) a sus intereses, doblegarla para su uso y en parte lo ha conseguido, no nos vamos a engañar, ejemplos los tenemos por doquier, tanto de su falta de moral como del doblegamiento de parte del clero a su favor: Podríamos hablar de ciertas religiosas que afirman que su claustro es un mundo, siendo partidarias del GENOCIDIO ABORTISTA, de la MUTILACIÓN de las Españas, de lo mediático, de la no obediencia al Magisterio de la Iglesia, de la herejía y mucho mas. De anteponer el Becerro de Oro a la verdad de Dios.


Podríamos hablar de partidos de supuesta inspiración Cristiana que también son favorables al aborto, que en su nacionalismo censuran a Dios o lo posponen a un segundo plano puramente decoratorio y que a la vez, dan alas a otras sectas que ellos llaman religiones y que en sus países MARTIRIZAN a nuestros hermanos correligionarios por no renegar de Jesucristo Nuestro Señor.

Podríamos hablar de grupos políticos que en su odio ante todo lo católico y lo español (que quien es realmente español es católico hasta la ultima consecuencia) atacan a la Iglesia que no se somete a sus intereses o que afirman directamente ''antes moros que españoles'' o de políticos que se solidarizan haciendo el ''ramadan'' y que luego les importa un comino que cada cinco minutos muera un Cristiano.

Tergiversaran la historia de las Españas, Patria de Naciones, mienten sobre nuestra tradición y quieren destruir el principal motivo que englobó a todos los antiguos Reinos en torno a una causa común, divina y Santa, la Causa de Cristo Rey. Es necesario que el próximo día 12 de octubre el carlismo se plante firme en Barcelona ante la bestia revolucionaria del nacionalismo catalán, es nuestro deber como Soldados de la Tradición, porque hoy en día vuelven a ser tiempos de prueba, tiempos de desolación y aun preservamos nuestro espíritu de cruzados. 

Es muy fácil apoyar la causa desde nuestras casas, es muy bonito decir ''Soy Carlista'' y luego no hacer nada. Es tiempo de ''Salir a morir por Cristo'' sin temor a lo que puedan pensar nuestros amigos o nuestras familias, es tiempo de demostrar que aun sabemos subordinar lo material y lo terrenal a lo espiritual.

¿Recordáis por ejemplo lo que hizo el nacionalismo catalán a los Jóvenes de San José? ¿Recordáis los bebés asesinados en las clínicas abortistas y aquellas manifestaciones en Barcelona en pro de la vida y los ataques que se produjeron? ¿Recordamos las amenazas que muchos de nuestros hermanos correligionarios han recibido por plantarse firmes ante esta locura y denunciar lo que sucede en nuestro Principado?

Debemos recordarlo y tenerlo presente, porque si no lo solucionamos mañana recogeremos los frutos de la revolución que se está gestando. 

En su día se nos enseño ''Disparad, pero disparad sin odio'' y ese es nuestro deber, salir a la calle y manifestarnos pacíficamente, puesto que nuestra bala es la Verdad de Dios y no necesitamos otra, pero debemos de hacerlo. No por odio, sino como intento de enmienda, con animo de solución.

Así el próximo día 12 de octubre os animo a acudir a Barcelona, con nuestras boinas, con nuestras banderas, con el Sagrado Corazón de Jesús como estandarte, con la Cruz de San Andrés, con nuestros Crucifijos y con nuestra Fe por delante. 

Aun estamos a tiempo de echarle un pulso al error.

¡Viva Cristo Rey! ¡Viva España! ¡Vivan los Fueros! ¡Viva el Rey Legítimo! 

Aquí encontrareis mas información sobre los actos que la Asociación Cruz de San Andrés, junto a la Comunión Tradicionalista Carlista y la Liga Tradicionalista preparan para el fin de semana del 12 y 13 de octubre:
http://www.cruzdesanandres.org/alertas.php?idalerta=198

1 comentarios: