martes, enero 01, 2013
0
¿Qué tendrán que decir estos carlistas sobre política sanitaria? ¿Será posible que veamos a los carcundas haciendo propuestas concretas sobre cómo han de dirigirse las cosas de la sanidad? La respuesta es sí y no a la vez. En este asunto de la sanidad, como en cualquier otro aspecto de la vida social, necesario para la vida cotidiana de las familias y susceptible de ser organizado por el poder político, es importante distinguir entre el Ideario y el Programa. Nuestro Ideario de Dios-Patria-Fueros-Rey, -que no es “nuestro” sino el de la España tradicional-, nos aporta un marco general utilísimo. Gracias a él sabemos por ejemplo que no es el Estado, en primera instancia, el encargado de hacer las cosas aunque sea el responsable de supervisar y coordinar el resultado. He ahí una idea básica.

Nuestro programa en cambio, o tal vez sería mejor decirlo en plural, “nuestros programas”, son las respuestas concretas que cada entidad tradicional, o incluso cada carlista bajo su propia responsabilidad, aportamos para ayudar a mejorar las cosas. El sistema liberal, por ser relativista, prescinde de Ideario, y así es capaz de convertir la anécdota en motivo de rebelión. Nosotros, al fin, somos muchísimo más tolerantes, porque si alguna vez nos alzamos en armas contra el gobierno no fue en contra de medidas legislativas más o menos opinables sino cuando se puso en juego el alma misma de nuestra Patria.

Las políticas sanitarias merecen también una reflexión desde el punto de vista tradicionalista. Porque nada nos es ajeno. Este es el humilde servicio que desde Ahora información queremos prestar a la Causa: analizar número tras número la actualidad, los problemas y las posibilidades, sabiendo que casi siempre habrá varias formas de acertar en lo concreto, y asumiendo que solo en las fuentes de la tradición encontraremos la inspiración necesaria.

0 comentarios:

Publicar un comentario